Cuando un grifo gotea

659 45 69 48
Cuando un grifo gotea

Un grifo que gotea puede hacerte perder el sueño. Cuando tienes una fuga de agua, lo primero que deberás descubrir es dónde tienes la fuga. Una empresa de reparación de lavadoras en el Barrio del Pilar te dirá que prestes atención a la rosca del prensaestopas, pues solo tendrás que apretarla.

Pero si con esto no es suficiente, entonces habrá que cambiar el anillo de goma de la junta, para lo que cerrarás primero la llave de paso del agua. Algunos especialistas en reparación de lavadoras en el Barrio del Pilar aconsejan apretar toda la parte superior del grifo y, si esto no fuese suficiente, cambiar entonces también la junta.

Otra cosa que deberás tener en cuenta es que si el grifo gotea por la boca de salida del agua, la culpa suele ser en la mayoría de los casos de la zapatilla. Para cambiarla, tendrás que desenroscar la parte superior del grifo, puesto que la zapatilla se encuentra en el extremo inferior del huso, fijada con un tornillo o con una lengüeta. Debes sustituirla por otra de la misma media, lógicamente.

En las griferías con brazo orientable es fácil que este gotee en el punto de articulación y, aunque solo salga agua cuando esté abierto, será conveniente que lo arregles. Si quitas la tuerca del racor, podrás sacar fácilmente el brazo orientable hacia arriba o hacia abajo. Entonces cambias la junta elástica garantizando así la hermeticidad.

Recuerda siempre que esto es para grifos sencillos. Los grifos con mezclador o temporizador tienen un interior muy complicado y en ellos es mejor no poner las manos, pues corres el riesgo de romper más que de componer.

Algunos grifos modernos suelen tener un difusor. En Ruimorma informamos continuamente que las finas rejillas del difusor acostumbran a obstruirse con sarro. Si limpias las rejillas con un descalcificador, el difusor volverá a funcionar perfectamente.

haz clic para copiar mailmail copiado